El pueblo de Chert

por Julián Segarra Esbrí.

     De origen íbero y perteneciente a la tribu de los ilercavones, conservamos el nombre de Chert, indicativo de que nosotros somos los habitantes de la ciudad amurallada de la cima, haciendo clara alusión a la Mola Murà.

Julián Segarra recogiendo plantas salvajes en el monte para destilar sus licores Julián Segarra cuidando sus vides
Julián Segarra destilando licor con su alambique Julián Segarra midiendo las mermas de envejecimiento en los barriles de su bodega
Julián Segarra envasando licor con su embotelladora Julián Segarra & Julián Segarra pintando etiquetas a mano
Visita con Quads a la Destilería de Julián Segarra en Chert Julián Segarra labrando sus viñas con el Porsche AP22S
Destilería de Julián Segarra en Chert

     En tiempos medievales nos encontrábamos en el límite del dominio cristiano con el domino sarraceno en una tierra de nadie que nadie quería pero que en 1192 el Rey Alfonso II, abuelo de Jaime I, otorgó carta de población al lugar de La Barcella para la Orden del Hospital de Jerusalén y de cuya época conservamos el actual escudo.

     Situados entre la Rambla Cervera y las estribaciones orientales de la serranía de Albarracín en la cordillera Ibérica lo que más caracteriza a este pueblo del Maestrazgo es la existencia de las montañas llanas del término municipal de Chert que llamamos muelas, calizas secundarias de jaspe con incrustaciones de moluscos que han sido aprovechadas como mármol en la construcción pero con escasos recursos agrícolas aunque si forestales y mineros hoy abandonados.

     Los lugareños nos hemos dedicado desde la época árabe tradicionalmente a la industria pero desde finales del siglo XX casi ha desaparecido al ser trasladada a poblaciones más importantes. En la actualidad prácticamente toda la vecindad está empleada en el sector servicios y solo quedan pequeñas industrias familiares de artesanía, una almazara cooperativa para la molturación de la aceituna farga y regués de los pocos labradores del pueblo y la destilería de Julián Segarra en donde se continúa elaborando los licores por destilación de plantas originales de las montañas del Maestrazgo en un alambique de cobre calentado con leña de olivo para envejecerlo tranquilamente de forma natural en barriles de roble de su bodega.

     En el Coll de Les Forques anejo al pueblo de Chert disponemos para disfrute y entretenimiento de las personas, de un polideportivo con campo de fútbol, tenis, balonmano, frontón, piscina con pinada para la acampada y en Les Arxiles, pista de motocros, sin citar los curiosos e interesantes lugares que puede usted descubrir acercándose personalmente a conocernos o simplemente visitando desde su casa esta web.

© Copyright Lo Lleó del Maestrat - 2007

http://www.chert.eu

www.000webhost.com