La judería de Valencia

Por Jesús Moya Casado

     Un tal día 14 de noviembre del año 1391, una vez destruida la judería de Valencia, la reina Violante, como dueña de la misma, nombró al micer Domingo Mascó, su procurador especial, para recuperar todos los bienes muebles e inmuebles que hubieran pertenecido a la aljama, entre ellos la sinagoga.

La tumba de la reina Violante en el Monasterio de Poblet.

     Violante de Bar se casó en 1380 en Montpellier con el rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca, de Cerdeña y de Córcega y conde de Barcelona, de Rosellón y de Cerdaña Juan I el Cazador, convirtiéndose en su segunda esposa.

     El asalto a la judería de Valencia se produjo el de 3 de noviembre de 1390. En previsión de los disturbios que se avecinaban, el día 20 de octubre, por medio de una Ordenanza Real, se conminaba a los Jurados de la ciudad que no permitiesen maltratos, amenazas o daños contra los judíos porque “… el cerramiento de la judería en el barrio de la Exerea exasperaba a los vecinos cristianos…”

     En la aljama valenciana, esa noche, murieron unos doscientos treinta hebreos y una docena de cristianos.

El cuadro Matanzas de Judios 1391 de José Segrelles

     La descripción de los hechos por parte de los jurados en la carta del 14 de julio de 1391, dirigida a Ramon Soler y a Pere Marrades, sus emisarios en la corte de Juan I, transmitían la sospecha de que los jóvenes que desencadenaron la chispa del asalto habían sido azuzados por terceras personas, alguna forastera, lo que parecía presumir entonces que otros de sus promotores eran vecinos reconocibles:

     “En veritat està que•l fet hac començament per minyons, qui vengueren de la partida del mercat amb un penonet croat e amb alcunes creus de canyes, volen dir alguns que aquests fadrins, asinestrats o induïts foren per alguns, d’açò bé que hajam algú alié, però lo senyor duc (el infante Martín) ne nosaltres (los jurados) no sabem, ne sentim encara tant que digne sia de relació, majorment per no difamar algú de tort”.

     En esa carta se notificaba no sólo el asalto de la judería el 9 de julio sino también el intento frustrado de asalto de la morería el día posterior, 10 de julio. En ella se hacía constar que entonces ya se había prendido a una decena de hombres de paraje y a setenta u ochenta del pueblo, incluido al menos un fraile, todos ellos responsabilizados de los disturbios.

     En las imágenes podemos ver la tumba de la reina Violante en el Monasterio de Poblet y el cuadro de José Segrelles “Matanzas de Judios 1391”

© Copyright J.M.C. - 2017

http://www.chert.org


www.000webhost.com